We love Kraft

El kraft está de moda. Su versatilidad y su capacidad para servir de base a muy diversos estilos es quizás lo que lo ha convertido en uno de los materiales más utilizados donde plasmar nuestros mejores diseños o con el que fabricar preciosos packaging.

Resulta curioso cómo un material usado habitualmente para envolturas y embalajes (cuyo nombre, que proviene del alemán, significa fuerte o resistente) se ha convertido en la base perfecta para el diseño de etiquetas, invitaciones de boda, flyers, tarjetas de visita y un sin fin de elementos de estilos muy variados. Desde el clásico… hasta el rústico, el romántico, el informal o el elegante.

El Kraft se presta a la combinación con cualquier color en la impresión o estampación y es apto para su ornamentación con accesorios y complementos de todo tipo. Razones más que de sobra por las que “We love kraft”.

Os dejamos algunas muestras que dan buena fe de ello.